¿Huelga y luego diálogo sin reivindicaciones?

Por Anibal Amado, en el Diario Vanguardia.

Cuando se recurre a una medida de fuerza es con el propósito de conseguir parte o la totalidad de las reivindicaciones solicitadas.
En el caso de la Huelga General del miércoles pasado, hubo una larga lista de reivindicaciones que tienen que ver con la política marcadamente neoliberal que pretende imponer Horacio Cartes a como dé lugar, a través de bastardos mecanismos con el Poder Legislativo y Judicial.
Esa lista de reivindicaciones, todas ellas importantes y necesarias para combatir realmente la pobreza en nuestro país, contiene entre otras, los reclamos del consuetudinariamente ninguneado campesino paraguayo, a quien hasta hoy no le llegó la Reforma Agraria; los del vituperado y vilipendiado proletario que depende de los miserables salarios que ganan tanto en las instituciones públicas como en las empresas privadas; el reclamo del adefesio jurídico y económico que representa la Ley de APP; los reclamos del humillado maestro paraguayo que gana un salario de hambre, o los del estudiantado nacional que no tiene educación gratuita, por citar algunas. Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *