La soja convertida en el arma contra la pobreza – Jorge Villalba Digalo

Todos los últimos gobiernos han sido funcionales a los intereses sojeros. La información pública que se entrega o se niega está en función a los intereses de los empresarios de la soja.  Pero, con el Nuevo Rumbo se  da un nuevo paso adelante consistente en  la manipulación grosera de las estadísticas para defender el modelo.

Los campos en los que se mueven los empresarios de la soja, para mantener sus privilegios, son básicamente los siguientes:

IMPEDIR  LA ELABORACIÓN DEL CATASTRO. Tres créditos internacionales ya se han despilfarrado en la elaboración del catastro de propiedades, pero hasta hoy este trabajo no se ha concluido. En Paraguay los sojeros y ganaderos impiden que Hacienda sepa quienes tienen qué cantidad de tierras, ya que esto puede eventualmente facilitar el cobro de impuestos con niveles más razonables y en segundo lugar porque  la gran mayoría de las tierras dedicadas al cultivo de la soja está son malhabidas. En Paraguay existen 9 millones de hectáreas malhabidas, la mayor parte en manos de empresarios de la soja y la ganadería.

IMPEDIR LA TRANSPARENCIA FISCAL.  El Paraguay  debe ser el único país del planeta en donde el Ministerio de Hacienda no informa cuáles son los niveles de contribución por sectores económicos. La web de Hacienda no dispone  hasta hoy de datos sobre los niveles de contribución fiscal del sector agropecuario y de los demás sectores.  Esto habilita a los empresarios de la soja a la contratación de economistas y consultoras afines a sus intereses para que dibujen en los papeles cuáles son sus niveles de contribución fiscal.  Dibujos ampliamente difundidos por los medios de comunicación comercial.  El presidente Cartes tuvo la magnifica oportunidad de promulgar la ley que grava la exportación de soja, dependía nada más que de su firma, pero vetó la ley sancionada en el congreso, lo que demuestra claramente que este es un gobierno prosojero.

MANIPULAR LAS ESTADISTICAS DE AVANCE CONTRA LA  POBREZA.  En el 2010 el crecimiento fue de 13,1% , todo un record, pero paradójicamente ese año hubo 54.000 nuevos indigentes en el sector rural.   El modelo produce riqueza pero no la reparte y no existe tampoco la intención de repartir mejor.  Es por eso que a  estos dos frentes de cuidado permanente por parte de los sojeros, para mantener sus privilegios,   han agregado un nuevo elemento que consiste en fijar en la gente la idea de que el modelo nos está sacando en forma acelerada de la pobreza,  para lo cual la DGEEC ha recurrido a una grotesca manipulación de datos en los que se afirma que en dos años la Pobreza Total ha disminuido alrededor del 50%.

Esta es la baja de la pobreza más importante en toda la historia de la nación,  sin que se haya tomado una sola medida de  redistribución de la riqueza.   El camino ya lo había preparado Wagner Enis Weber con entrevistas del diario ABC Color, cuestionando los datos oficiales sobre pobreza,   luego la DGEEC da a conocer los sorprendentes números y  finalmente, los economistas  de Desarrollo en Democracia,  la organización financiada por  los sojeros, como Manuel Ferreira  el ex ministro sojero, Alberto Acosta Garbarino y César Barreto  y sus voceros  salen a decir que el éxito en el combate a la pobreza, especialmente el campo,  se basa en el modelo.  Así es como el modelo sojero-ganadero, altamente concentrador de la riqueza, se convirtió de la noche a la mañana en el principal arma de lucha contra la pobreza!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *